martes, 18 de julio de 2017

MUSEO DE LA EMIGRACIÓN GALLEGA

INAUGURACIÓN DE LA 'SALA DE SOCIEDADES GALLEGAS' EN EL MEGA

Viernes, 21  de julio. 18:30 horas. Museo de la Emigración Gallega en la Argentina (Chacabuco, 955 CABA)
ENTRADA LIBRE Y GRATUITA 


El Museo de la Emigración Gallega en la Argentina (MEGA) inaugurará el próximo 21 de julio su nueva Sala de Sociedades Gallegas’, un homenaje al asociacionismo gallego en el país austral, imprescindible para la construcción de la colectividad tal y como hoy la entendemos.
Ubicada en el primer piso del MEGA, donde operaban algunas de las entidades federadas, la muestra exhibirá la historia, actividad y desempeño de las instituciones con mobiliario original restaurado, documentación y enseres administrativos de la época que permitirá mostrar una visión retrospectiva de la vida en cada secretaría.

PRESENTACIÓN DEL LIBRO 'CRÓNICAS Y RECETAS' DEL COCINERO Y PERIODISTA GALLEGO MANUEL CORRAL VIDE

Viernes, 21  de julio. 19:30 horas. Museo de la Emigración Gallega en la Argentina (Chacabuco, 955 CABA)
ENTRADA LIBRE Y GRATUITA 


La Federación acogerá también la presentación del nuevo libro del periodista y cocinero gallego, Manuel Corral Vide. “Crónicas y recetas“, de Editorial Alborada, recoge algunos de los textos publicados durante años en el semanario Crónicas de la Emigración. 
Una actividad organizada conjuntamente con la Cátedra Galicia América de la Universidad de San Martín (UNSAM), quien bautizó este acto como Conversas ao redor do lume. 


Federación de Sociedades Gallegas en la República Argentina
Chacabuco 955, CABA


011 - 4300 - 1790

martes, 11 de julio de 2017

CLÍNICAS LITERARIAS




EDITORIAL DUNKEN

SÁBADO 12 DE AGOSTO DESDE LAS 10:00 HASTA LAS 16:00





DICTADA Y COORDINADA POR LA ESCRITORA 
MARITA RODRIGUEZ-CAZAUX


PRESENTACIONES DE LIBROS



Editorial Dunken
Ayacucho 357 CABA

Formará mesa literaria con los talleristas y compiladores de las antologías
la escritora Marita Rodríguez-Cazaux.

POÉTICA GALEGA



GALICIA


He deseado tenerte espaciosa, nostálgica.
He querido buscar en el temblor
aquello que fue mío.
A veces, por las noches,
al caminar extasiado logro verte.
Logro oler la mar, los bosques,
ese musgo callado que conmueve,
esa aldea de niebla en la casa de piedra.
Y mi sombra flotante en una iglesia.
A veces te me subes a mi sueño.
A veces, tu belleza acongoja.
Pero sé que eres mía, dulcísima,
en el desvelo del aire y del destierro.

Carlos Penelas


GALICIA


Desexei terte espaciosa, nostálxica.
Quixen buscar no tremor
aquilo que fora meu.
Ás veces, pola noite,
ao camiñar abraiado podo ollarte.
Atopo o recendo da mar, os bosques,
isa aldeia de néboa na casa de pedra,
e a miña sombra aboiante nunha igrexa.
Ás veces ti sobes no meu soño.
Ás veces, a túa beleza faime mágoa.
Mais sei que ti es miña, docísima,
no desvelo do ar e do desterro.

Traducción al gallego: Edmundo Moure

*
Publicado por Carlos Penelas para Carlos Penelas el 7/10/2017.

lunes, 10 de julio de 2017

POÉTICA






DE FACTO

 

Paraguas de iguales heridas espejados,
amontonados en calles iguales de penumbra,
apretados iguales de terrores,
cubrían a hombres iguales
bajo la lluvia igual que caía desigual de justicia.



Marita Rodriguez-Cazaux

POÉTICA






LLUEVE... 

Llueve
sobre la arena, sobre el techo
el tema
de la lluvia:
las largas eles de la lluvia lenta
caen sobre las páginas
de mi amor sempiterno,
la sal de cada día:
regresa lluvia a tu nido anterior,
vuelve con tus agujas al pasado:
hoy quiero el espacio blanco,
el tiempo de papel para una rama
de rosal verde y de rosas doradas:
algo de la infinita primavera
que hoy esperaba, con el cielo abierto
y el papel esperaba,
cuando volvió la lluvia
a tocar tristemente
la ventana,
luego a bailar con furia desmedida
sobre mi corazón y sobre el techo,
reclamando
su sitio,
pidiéndome una copa
para llenarla una vez más de agujas,
de tiempo transparente,
de lágrimas.

Pablo Neruda






LOS PARAGUAS DE BUENOS AIRES





Está lloviendo en Buenos Aires, llueve,
y en los que vuelve a sus casas, pienso,
y en la función de los teatritos pobres
y en los fruteros que a lluvia besan.

Pensando en quienes ni paraguas tienen,
siento que el mío para arriba tira.
´´No ha sido el viento, si no hay viento´´, digo,
cuando de pronto mi paraguas vuela.

Y cruza lluvias de hace mucho tiempo:
la que al final mojó tu cara triste,
la que alegró el primer abrazo nuestro,
la que llovió sin conocernos, antes.

Y desandamos tantas lluvias, tantas,
que el agua está recién nacida, ¡vamos!,
que está lloviendo para arriba, llueve,
y con los dos nuestro paraguas sube.

A tanta altura va, querida mía,
camino de un desaforado cielo
donde la lluvia en sus orillas tiene
y está el principio de los días claros.

Tan alta, el agua nos disuelve juntos
y nos convierte en uno solo, uno,
y solo uno para siempre, siempre,
en uno solo, solo, solo pienso.

Pienso en quien vuelve hacia su casa
y en la alegría del frutero
y, en fin, lloviendo en Buenos Aires sigue,

yo no he traído ni paraguas, llueve, llueve.
Horacio Ferrer 





LLUVIA
La lluvia tiene un vago secreto de ternura,
algo de soñolencia resignada y amable,
una música humilde se despierta con ella
que hace vibrar el alma dormida del paisaje.

Es un besar azul que recibe la Tierra,
el mito primitivo que vuelve a realizarse.
El contacto ya frío de cielo y tierra viejos
con una mansedumbre de atardecer constante.

Es la aurora del fruto. La que nos trae las flores
y nos unge de espíritu santo de los mares.
La que derrama vida sobre las sementeras
y en el alma tristeza de lo que no se sabe.

La nostalgia terrible de una vida perdida,
el fatal sentimiento de haber nacido tarde,
o la ilusión inquieta de un mañana imposible
con la inquietud cercana del color de la carne.

El amor se despierta en el gris de su ritmo,
nuestro cielo interior tiene un triunfo de sangre,
pero nuestro optimismo se convierte en tristeza
al contemplar las gotas muertas en los cristales.

Y son las gotas: ojos de infinito que miran
al infinito blanco que les sirvió de madre.

Cada gota de lluvia tiembla en el cristal turbio
y le dejan divinas heridas de diamante.
Son poetas del agua que han visto y que meditan
lo que la muchedumbre de los ríos no sabe.

¡Oh lluvia silenciosa, sin tormentas ni vientos,
lluvia mansa y serena de esquila y luz suave,
lluvia buena y pacifica que eres la verdadera,
la que llorosa y triste sobre las cosas caes!

¡Oh lluvia franciscana que llevas a tus gotas
almas de fuentes claras y humildes manantiales!
Cuando sobre los campos desciendes lentamente
las rosas de mi pecho con tus sonidos abres.

El canto primitivo que dices al silencio
y la historia sonora que cuentas al ramaje
los comenta llorando mi corazón desierto
en un negro y profundo pentagrama sin clave.

Mi alma tiene tristeza de la lluvia serena,
tristeza resignada de cosa irrealizable,
tengo en el horizonte un lucero encendido
y el corazón me impide que corra a contemplarte.

¡Oh lluvia silenciosa que los árboles aman
y eres sobre el piano dulzura emocionante
das al alma las mismas nieblas y resonancias
que pones en el alma dormida del paisaje!


Federico García Lorca

MALDIJE LA LLUVIA


Maldije la lluvia, que, azotando mi techo
no me deja dormir
Maldije al viento, que me robaba las flores de
mis jardines.
Pero tú llegaste y alabé la lluvia. La alabé
cuando te quitaste la túnica empapada.
Pero tú llegaste y alabé al viento.
Lo alabé porque apagó la lámpara.



Wu King (s.XIX)


LLUVIA


Aunque la tenue lluvia quiebre las oscuras nubes para 
diluirse después a lo lejos donde se desplazan 
y sobresalen sus púrpuras ennegrecidas
el camino no resplandece.

Y más allá de donde vuelan blancos pájaros de fuego
los sonidos del frío río de lluvia crecen familiares
en las húmedas sombras que arroja el sol del otoño. Debajo de
nuestro portal de zarza, se alejará hasta secar el molino
de la villa: el arroz descascarado, mitad húmedo y fragante.


Tu Fu (s.VIII)


POEMA


Lluvia de mayo:
es hoja de papel
el mundo entero.


Nishiyama Soin (s.XVII)







LLUVIA


Lluvia
Hoy llueve mucho, mucho,
y pareciera que están lavando el mundo
mi vecino de al lado mira la lluvia
y piensa escribir una carta de amor
una carta a la mujer que vive con él
y le cocina y le lava la ropa y hace el amor con él
y se parece a su sombra
mi vecino nunca le dice palabras de amor a la mujer
entra a la casa por la ventana y no por la puerta
por una puerta se entra a muchos sitios
al trabajo, al cuartel, a la cárcel,
a todos los edificios del mundo
pero no al mundo
ni a una mujer
ni al alma
es decir
a ese cajón o nave o lluvia que llamamos así
como hoy
que llueve mucho
y me cuesta escribir la palabra amor
porque el amor es una cosa y la palabra amor es otra cosa
y sólo el alma sabe dónde las dos se encuentran
y cuándo
y cómo
pero el alma qué puede explicar
por eso mi vecino tiene tormentas en la boca
palabras que naufragan
palabras que no saben que hay sol porque nacen y
mueren la misma noche en que amó
y dejan cartas en el pensamiento que él nunca
escribirá
como el silencio que hay entre dos rosas
o como yo
que escribo palabras para volver
a mi vecino que mira la lluvia
a la lluvia
a mi corazón desterrado


Juan Gelman


EVENTOS CULTURALES



Invita a la sexta reunión de su ciclo anual
martes 1º de agosto desde las 18:30 
en el Bar notable “La Poesía” 






En esta ocasión nos acompañarán 



BEATRIZ ARIAS

DANIEL ARIAS

SILVIA MAZAR


y la poeta STELLA VICTORIA TEJERINA,

quien será nombrada Madrina del Umbral Literario San Telmo





MICRÓFONO ABIERTO Y SORTEO DE LIBROS




COORDINAN LOS ESCRITORES


MARITA RODRIGUEZ-CAZAUX 

DAVID ANTONIO SORBILLE 

OSVALDO VÍCTOR FERNÁNDEZ 







TODOS LOS PRIMEROS MARTES DE CADA MES CON LA PRESENCIA DE ESCRITORES, PRESENTACIONES DE LIBROS Y LA MEJOR DISPOSICIÓN PARA COMPARTIR 
LA MAGIA DE LA PALABRA Y LA AMISTAD.

ENTRADA LIBRE